La definición de reconversión industrial puede ser más o menos la siguiente: “Son un conjunto de medidas en materia económica para intentar que converjan la oferta y la demanda de un sector en crisis”. En la década de los años 80 del siglo pasado se produjo una fuerte reconversión industrial en todo el mundo y muy dura en España. El objetivo era poder reactivar la económica después de la crisis del petróleo e impulsar los sectores más dañados por la misma.

Actualmente, sin duda la hostelería y la restauración están viviendo la mayor crisis de su historia. Y se me plantea la siguiente pregunta: ¿Si nos encontramos a las puertas de una reconversión industrial en el sector HORECA? Las respuesta creo que es fácil, si, sin duda. La crisis del Covid19 nos ha arrastrado hacia una situación de crisis total sanitaria, social y economía. Y sin duda el sector de la hostelería y restauración ha sido uno de los más perjudicados. Por decisiones muchas veces tomadas desde el desconocimiento y porque no decirlo del desprecio de las administraciones públicas a dicho colectivo. Siendo uno de los sectores que más aporta al PIB nacional y en la creación de puestos trabajo. Pero viendo las ayudas que se prometen y nunca llegan o con escasez, es el propio sector el quien que dar ese paso hacia su “reconversión industrial”.

Son decisiones difíciles, sin duda para cualquier empresario o emprendedor. Los primeros pasos en esta inicial vertiente deberían ser: Mejoras en los sistemas de organización y gestión. Saneamiento financiero .Reducción de la producción y de las plantillas de personal, por falta de demanda de los consumidores.

La segunda vertiente para la continuidad y rentabilidad de los negocios: Crear ofertas de futuro y diversificadas, que sean atrayentes para los consumidores. Estar atentos y rápidos a los cambios de los hábitos de los consumidores, que están cambiando constantemente. Una parte muy importante de este segunda vertiente es la transformación digital y modernización de los negocios, para hacerlos viable, la información de puertas para dentro (Gestión) y de puertas para afuera (Clientes).

Como decía el actor norteamericano Milton Berle: “Si la oportunidad no toca a tu puerta, construye una”. El sector de la restauración no debe pararse, debe ver  una oportunidad de mejora en la situación actual, por difícil que sea.

Los objetivos de la “reconversión industrial en la hostelería”, deberían ser buscar la mayor la continuidad, rentabilidad, eficacia y competitividad en los negocios del sector HORECA. Está claro que esta reconversión la liderara el sector privado, pues las administraciones públicas hacen oídos sordos a las necesidades más urgentes del sector.

Y una reflexión  muy positiva de la Madre Teresa de Calcuta para todos los amigos hosteleros y restauradores: “Me puede caer, me puedo herir, puedo quebrarme, pero con eso no desaparecerá mi fuerza de voluntad”. Está claro que la recuperación será dura y larga, pero la fuerza del sector HORECA es indudable. Tengo la seguridad y certeza que entre todas las personas, autónomos, colectivos y empresas que formamos la cadena de valor, LO CONSIGUEREMOS.

×